Secuela y Compromiso

•30/11/2011 • 3 comentarios

Hola a todos,

Venimos de dos semanas en las que hemos podido comprobar que las TICs actualmente pueden conseguir lo que otras revistas, medios y publicaciones no sueñan. Publicamos en el blog de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Sevilla los que bajo nuestro punto de vista son destinos de mayor provecho para una partida presupuestaria de dudoso origen, moralidad y legalidad.

Pasamos a tener miles de visitas diarias en el blog, a ser trending topic en twitter, noticia mejor valorada en meneame de aquél domingo, linkados desde una treintena de blogs, hemos recibido llamadas e incluso la visita al centro de salud de algunos puestos de renombre de nuestra empresa y sorteado la indirecta de contar lo ocurrido a una tele local. Amén de una afluencia de troles (y trolazos) que se postulaban como comentadores en el blog.

Dado que todo ha transcurrido en el marco de la bitácora de la Unidad Docente, hemos intentado moderar el debate no aprobando algunos comentarios que nos parecen fuera de lugar.

Limpiamos nuestras conciencias publicando ahora aquellos comentarios que publicados o no, nos sorprenden por su calidad argumental. Es asombroso que fuera una estudiante de Medicina, probablemente la comentarista más joven, la que nos recordara que en el momento en que uno se queda sin argumentos, los insultos e improperios son lo único que queda.

Felicitamos a todos los comentaristas que, estando de acuerdo o no con el mensaje del post, han departido respetuosamente. Como por ejemplo pajra77. Estad seguros de que el balance que nos llevamos de estas semanas es tremendamente positivo.

Posteamos ahora con el firme propósito de retomar la actividad de este blog. O mejor dicho, de retomar las actividades propias del proyecto al que concierne.

Seguimos en contacto.

cuidado con el jardinero, que es ruso

Los comentarios prometidos son:

Pau: este articulo es demagogia pura y dura no tenéis vergüenza.

Isma: No sé por qué a los comunistas os gusta tanto la barba… El ché, Fidel, stalin, lenin … Quítate esa barba Andrés, que no te favorece… Si quieres puedes censurar este comentario. Me conformo con que lo leas tú.

Isma : Hay mucho progre, sociata por aquí. Qué poquito os queda… Disfrutad mientras podáis. Pau tiene razón, y no entiendo, como la unidad docente deja un blog en manos de autores como el de este artículo, para que haga una publicación totalmente demagógica y haciendo juicios de valor. Es lo que le pasa a los sociatas y progres, que se sienten tan orgullosos de haberse conocido que desprecian a todo aquel que no piense como ellos.Ojalá este blog comience a publicar artículos de más interés, sin esa carga partidista y demagógica de ciertos colaboradores.

Sanmartin: Estoy completamente seguro, de que andresfgregorio, tuvo algun desencuentro con algún delegado farmaceútico, que no cumplió con lo prometido,y este, tras recetarle lo pactado, no recibió compensanción alguna.
Resumiendo, esa actitud, refleja a un médico de famila resentido y olvidado, que antes recibia “regalitos”, y ya no cuentan con él. Pero desde luego, que no te falte el pan para llevar a casa, entonces, seguro, que no utilizarias este medio para tal fin. Seguro, que has sido el mas corrupto de los medicos de tu centro. No me cabe la menor duda.

Deconocido: Eduardo a ti lo que te pasa es que eres un arrogante capullo.

John: La Medicina de Familia está en decadencia, y los médicos de familia más. Condenados al descrédito de sus compañeros, y a sueldos mediocres, que con actitudes demagógicas y serviles como las que mantienen, jamás podrán superar. Son productos manufacturados por la sociedad socialista, y difícil arreglo tienen más allá de jubilarse, o condenarse a una vida tercermundista.

Desconocido: Qué patético eres. Lo peor de todo es que te sientes tan orgulloso de tu actitud menospreciando el trabajo de los visitadores médicos. Que tengas una opinión, bueno es, pero que vayas alardeando de la misma, como si te fuesen a conceder el Nobel, es de vergüenza.

¿Tampoco escribes?

•29/06/2010 • 2 comentarios

Ayer en el rotatorio volví a cruzarme con una visitadora. En el poco tiempo que llevo trabajando he perfeccionado la técnica rápida para evadir la visita, la información, y para rechazar material variado. He aprendido a enseñar una sonrisa al mismo tiempo que agradezco cualquier gesto y explico que preferiría no aceptar el regalo “X”.

A la mitad de la visita (hacia el adjunto de turno), la delegada sacó unos panfletos de su producto, que rechacé con cariño ante su mirada sorprendida.

Al poco se sacó unos bolígrafos preciosos, de formas y colores llamativos. Repartió unos pocos al adjunto, la auxiliar, la otra residente; tras lo que me miró y me preguntó: ¿tampoco escribes?

“Amiga delegada, poco, pero escribo mujer. Y estudio. Y viajo. Y prescribo. Pero intento hacerlo bien. Tú me disculpas.”

Imagino que había olvidado las lecciones que le dieron hace meses sobre cómo actuar en estas situaciones. Me dió al poco dos besos como al resto del personal y se fue como vino.

Estas semanas andamos ocupados matizando el protocolo y haciendo fundraising. Probablemente más por ponernos a prueba e intentar perfeccionar el proyecto, que porque sea realmente necesario.

Deseadnos suerte.

introducción al tema

•06/06/2010 • 6 comentarios

La prescripción médica es una de las herramientas principales en el quehacer médicoi. En condiciones ideales debe basarse en la historia clínica del paciente y en la mejor evidencia publicada en la literatura para el empleo de un fármacoii. El marketing del sector de la industria farmacéutica interfiere en este proceso a favor del empleo de medidas farmacológicas con menor fuerza en la evidencia y a costa de aumentar el gasto sanitarioiii. Es por ello que nos parece importante incidir en este tema y sondear la visión que tienen al respecto los grupos encuestados en nuestro medio.

Actualmente las leyes de mercado conceden la explotación exclusiva de cada molécula en virtud de la conocida como patente de producto durante veinte añosiv. Pasados estos veinte años la patente de la molécula queda libre y puede ser explotada por cualquier laboratorio que así lo desee basándose en la bioequivalencia del producto que comercialicev. El precio de salida de un fármaco nuevo es usualmente altovi. Uno de los motivos que arguye el sector de la industria farmacéutica es recuperar la inversión en I+D (investigación y desarrollo) efectuada para la síntesis de la molécula y los ensayos clínicos efectuadosvii.

Existen antecedentes en nuestra historia reciente que demuestran que los precios de salida de los fármacos no se corresponden con el que sería su precio más justo6. Y que ante la amenaza de ver disminuidas las ventas por la salida prematura de fármacos bioequivalentes, el sector ha respondido con la bajada del precio de salida de su medicamento. Ejemplos como el de Brasil y el de Tailandia son muy esclarecedoresviii.

Así mismo, el aumento en el consumo de fármacos genéricos ha supuesto en países de nuestro entorno, y en Andalucía mismo, un ahorro considerable en farmacia, una de las fuentes de gasto sanitario más importantesix,x,xi.

La inversión aproximada que las empresas del sector realizan en I+D es del 15% de sus presupuestosxii. Dato que podemos comparar con el 30% invertido en marketing12. Mientras esta distribución desigual de sus recursos persista, las empresas del sector incurren en argumentos demagógicos si defienden la exclusividad de la explotación de la patente para recuperar la inversión en I+D12.

Entendemos el concepto marketing como todas aquellas medidas que son tomadas desde la industria farmacéutica para dar a conocer un productoxiii. Las hay evidentes: congresos, charlas, regalos. Y más sutiles e incluso catalogadas en algunas publicaciones como éticamente válidas: material de oficina, pequeños accesorios informáticos, folletos informativos13,xiv,xv.

El Servicio Andaluz de Salud invierte en sus presupuestos entre los Capítulos II y IV en torno a un 25% en gasto en farmaciaxvi,xvii. El gasto farmacéutico creció en Andalucía en 2009 un 6,33%xviii, frente al 1% que aumentó el IPCxix; en 2008 el gasto en farmacia aumentó en Andalucía un 6,58%xx, frente al 1,4% en que lo hizo el IPC en 2008xxi. Esta diferencia constante compromete y ajusta el presupuesto. Su control puede ser una herramienta de gran importancia para la supervivencia del sistema como lo conocemos9,10,11.

Existen numerosas publicaciones que apoyan que el marketing de la industria farmacéutica afecta los hábitos de prescripción de los médicos xxii,xxiii,xxiv. Aún hoy hay profesionales que no perciben o no valoran esta influencia. Los hay que creen ser inmunes a la misma y al mismo tiempo aprecian que en los compañeros sí que afectaxxvxxvi. Queremos comprobar el estado del tema en nuestro medio.

Siendo fieles al modelo de la Medicina Basada en Pruebasxxvii, para llegar a tener un nivel de evidencia fuerte en algún aspecto concreto, es precisa la realización de ensayos clínicosxxviii. Dependiendo de la fuente consultada, el importe de un ensayo clínico oscila entre los 80 y los 800 millones de dólares. Importe que habitualmente tienen empresas privadas relacionadas con el sector de la industria farmacéutica7,xxix. Estas empresas, antes de realizar inversiones de este monto, pueden valorar si la inversión les será rentable, para lo que es preciso recuperar parte del dinero vendiendo a posteriori su producto. Llegados a este punto podríamos plantearnos quién evidencia qué y para qué, y ser cautos con los sesgos de financiación y publicaciónxxx.

Para ello es importante fomentar hábitos como el estudio y la lectura crítica de la bibliografía2. Las publicaciones médicas se ven sometidas a sesgos de publicación y a conflictos de interés que pueden llegar a falsear estudios, artículos y guías clínicas.22,28,xxxi,xxxii Cada médico en su día a día es quien debe decidir qué prescribir sin verse sujetos a influencias parciales no interesadas en el mejor tratamiento de los pacientes, sino en maximizar sus beneficios económicosxxxiii.

———————————————————————————————–

i The sales of antibiotic without prescription in pharmacies in Catalonia, Spain. Llor C, Cots JM. Clinical Infectious Disease 2009;48:1345-49.

ii La construcción de la evidence b(i)ased medicine. Peiró S. Gestión Clínica y Sanitaria. Volumen 7. Número 4. Invierno 2005.131-38.

iii To inform or persuade? Direct-to- consumer advertising of prescription drugs. Gellad ZF, Lyles KW. Direct-to-consumer advertising of pharmaceuticals. American Journal of Medicine 2007;120:475–480.

iv Infracción de patentes farmacéuticas y doctrina de los equivalentes en la jurisprudencia de la Sección1 5ª de la Audiencia provincial de Barcelona. Segura Cámara P. Facultad de Derecho ESADE, Bosch Ed.2006,p p. 13_48.

v Especialidades farmacéuticas frente a genéricos. Córdoba R . Hipertensión (Madrid). 2008;25(4):169-74.

vi World pharmaceuticals – Financial Times tenth anual conference. 22-23 april 1999, London, UK. Muhsin M. Drugs 1999 jul;2(7):650-2.

vii Special Report. PharmExec50. Our Sixth Annual Report of the World’s top 50 Pharma Companies. Grey N. May 2005.

viii El fallo del Tribunal indio del caso Novartis es una victoria para la salud de los países en desarrollo, según MSF e Intermon Oxfam. 6/agosto/2007.Nueva Delhi, Barcelona. http://www.msf.es.

ix Calvo Alcántara MJ, Iñesta García A. Impacto de una estrategia de intervención en la prescripción de genéricos en un área de atención Primaria. Atención Primaria. 1999;23;419-24

x Genéricos y precios de referencia, rango de precios y fuentes de información. Iñesta García A. ARS Farmacéutica. 2000;41(4):365-78.

xi Directiva 27/2004/CE, Diario Oficial n.° L 136 de 30/04/2004.

xii The cost of pushing pills: a new estimate of pharmaceutical promotion expenditures in the United States. Gagnon MA, Lexchin J. PLoS Medicine. January 2008. Volume 5. Issue 1. E1. 29-33.

xiii Following the script: how drug reps make friends and influence doctors. Fuch-Berman A, Ahari S. Plos Medicine. April 2007. Volume 4. Issue 4. E 150. 621-625.

xiv Código De Responsabilidad Ética De La AEPap En Relación Con La Industria. Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria. www.aepap.org. Documento aprobado por unanimidad por parte de la Junta Directiva de la AEPap reunida en Murci. 3 de junio de 2005.

xvGifts to physicians from industry: Code of Medical Ethics of the American Medical Association: Current Opinions with Annotations. Chicago: American Medical Association. 2006–2007:212–216.

xxii Influence of patients’ requests for direct-to-consumer advertised antidepressants: a randomized controlled trial. Kravitz RL, Epstein RM, Feldman MD, et al. Journal of the American Medical Asociation 2005;293:1995–2002.

xxiiiDo drug samples influence resident prescribing behavior? A randomized trial. Adair RF, Holmgren LR .American Journal of Medicine 2005;118:881–884.

xxiv The medical profession and the pharmaceutical industry: when will we open our eyes? Breen KJ. The Medical Journal of Australia. 2004 Apr 19;180(8):409-10.

xxv Of principles and pens: attitudes and practices of medicine housestaff toward pharmaceutical industry promotions. Steinman MA, Shlipak MG, McPhee SJ. American Journal of Medicine. 2001 May;110(7):551-7.

xxvi Medical Students’ Exposure to and Attitudes About Drug Company Interactions: A National Survey. Sierles F Brodkey A Cleary L, et al. Journal of the American Medical Association. 2005; 294(9):1034-1042.

xxvii Evidence based medicine: what it is and what it isn’t. Sackett et al. BMJ.1996; 312: 71-72

xxviii La construcción y comunicación del conocimiento en la era de la Medicina Basada en la Evidencia. Implicaciones para la lectura crítica de ensayos clínicos. Márquez S. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía. Sevilla. Gestión Clínica y Sanitaria. Volumen 8. Número 3. Otoño de 2006. 87-91.

xxix ¿Cuánto cuesta un ensayo clínico? Bigorra J. Investigación Clínica y Bioética. 1994: 12:15-16

xxx Interpretando la literatura médica: ¿Qué necesito saber? Información Farmacoterapéutica de la Comarca. Intranet Osakidetza. Volumen 14 – Número 7/julio-agosto 2006.

xxxi Renamed Prozac Fuels Women’s Health Debate. The Washington Post . Vendantam S. 29 de abril de 2001.

xxxii Pharmaceutical industry sponsorship and research outcome and quality: systematic review. Lexchin J, Bero LA, Djulbegovic B, et al. British Medical Journal 2003;326:1167–1170.

xxxiii

 Médicos e Industria Farmacéutica. Para estar así, mejor casados. Peiró S. Unidad de Investigación en Servicios de Salud. Centro Superior de Investigación en Salud Pública. Valencia. España. Revista de calidad asistencial. 2009;24(2):47-50

Protocolo de investigación

•02/06/2010 • Dejar un comentario

Bienviniéndonos

•01/06/2010 • Dejar un comentario

Hace unos meses un grupo de tres “investigadores” (espera que me río) comenzó a preparar un protocolo de investigación para un proyecto que se llevaba gestando desde hacía años. Este protocolo fue (parcialmente) terminado en el mes de abril y como resultado del mismo decidimos crear este blog, para compartir el protocolo con quien pudiera estar interesado y para utilizar esta plataforma para generar y expendir conocimiento en torno al complejo mundo de las relaciones entre el personal sanitario y la industria farmacéutica.

Después de esta breve presentación subiremos al blog el protocolo de investigación, y posteriormente iremos poniendo a vuestra disposición bibliografía al respecto de este tema…

…los artículos de opinión/reflexión los dejaremos para cuando tengamos los resultados del estudio (dentro de 1 año y medio, esperamos)… por ahora intentaremos dar información en buenas cantidades y autobombo en cantidades un poco menores…

((sí, también iremos cambiando la estética del blog…poco a poco…))